KURIOSOS
"La ignorancia afirma o niega rotundamente; la Ciencia duda."

¿Cómo funcionan los aires acondicionados?

Si uno observa con atención un aire acondicionado ―esos equipos tan útiles en los días más calurosos―, notará que tiene un mecanismo similar a las neveras: enfría el aire de un área mientras extrae el calor, sólo que ese enfriamiento no es de un espacio interior pequeño, sino de toda una habitación o casa. Es más sencillo de lo que imaginamos. Veamos cómo funcionan los aires acodincionados.
Un aire acondicionado se compone de tres partes fundamentales: un compresor, un condensador y un evaporador. La unidad de estos constituyentes, junto con un grupo de sustancias químicas que pasan de estado líquido a gaseoso y luego regresan nuevamente al líquido, posibilita que estos equipos funcionen.
La sustancia entra en el compresor en forma gaseosa, el que aumenta la presión causando que las moléculas del gas colisionen y aumenten su temperatura. Dicho gas caliente entra en el condensador. Estas dos partes se encuentran ubicadas en la parte exterior de la habitación, para evitar que ese calor suba la temperatura interna.
Cuando se disipa el calor la temperatura va bajando cada vez más. Como la temperatura es muy baja y la presión tan alta, el gas se convierte en líquido y comienza a pasar hacia el evaporador por un pequeño agujero. Ya allí dentro, vuelve a ser gas y se evapora, pero mientras lo hace va extrayendo el calor del ambiente. Ese aire frío, a su vez, es puesto en circulación a través de un mecanismo de conductos de ventilación.
El gas caliente extraído, se dirige hacia el compresor como un gas de baja presión; entonces se inicia un nuevo ciclo. Este proceso se mantiene funcionando hasta que el termostato del equipo indica que la temperatura del lugar es adecuada para las necesidades de las personas calurosas.