KURIOSOS
"La ignorancia afirma o niega rotundamente; la Ciencia duda."

¿Es lo mismo volumen que capacidad?

Pues de entrada, en sentido estricto, no. No lo son.
Si bien es cierto que se tratan de dos términos que están relacionados. Tanto lo están que en la vida cotidiana se suelen utilizar de forma indistinta.
Sin embargo, desde el punto de vista de la ciencia, no son iguales. Veamos dónde radican relación y diferencia entre ellos.
Acerca del volumen
Por volumen se entiende aquella magnitud física que nos mide la cantidad de espacio que ocupa un cuerpo. Por tanto todos los cuerpos tienen volumen, ocupan espacio.
Cuando se utiliza esta propiedad, se da por hecho que el interior de ese cuerpo no es hueco, sino macizo. Es decir que dentro de él no cabe nada.
Se representa con la letra V y para su medida se utilizan unidades de longitud (largo, alto y ancho) elevadas a la tercera potencia o al cubo.
Es decir, se trata de una magnitud derivada que, en el Sistema Internacional de Medidas (SI), tiene de unidad al metro cúbico (m3).
Un metro cúbico vendría a ser la cantidad de espacio que ocupa un enorme dado de parchís de un metro de alto, por un metro de largo y por un metro de ancho.
Dado que, según para que cosas, se trata de una unidad muy grande, se suelen emplear submúltiplos de ella como: el decímetro cúbico, el centímetro cúbico y el milímetro cúbico.
Las equivalencias entre ellas, las estudiamos en la ESO, seguro que las recuerda:
1m3 = 1000 dm3
1dm3 = 1000 cm3
1cm3 = 1000 mm3
Recordemos que 1cm3 es, aproximadamente, el volumen de un dado de parchís. Para que se haga una idea.
Acerca de la capacidad
Desde el punto de vista físico, capacidad, es la posibilidad que tiene un cuerpo para contener a otro en su interior. Es decir que está hueco; que tiene espacio libre en su interior.
Se suele representar con la letra C, siendo la unidad de capacidad, en el SI, el litro (L).
Corresponde a la capacidad de un contenedor capaz de albergar en su interior un volumen de un decímetro cúbico (1dm3) de materia.
En nuestras casas tenemos muchos contenedores de un litro, así que ya se puede hacer una idea de cómo es de grande
Como cualquier otra unidad, el litro tiene múltiplos y submúltiplos. Entre éstos: decilitro, centilitro y mililitro Las equivalencias entre ellas, las estudiamos también en la ESO, son:
1 L = 10 dL
1 dL = 10 cL
1 cL = 10 mL
Es decir, que si en la etiqueta de una botella pone 1L, eso lo que significa es que dentro hay capacidad para, como máximo, contener un volumen de un decímetro cúbico de cualquier materia.
De modo que si es de leche, por ejemplo, diremos que la botella tiene una capacidad de un litro (1L), y que dentro hay un volumen de un decímetro cúbico (1dm3) de leche.
Luego es la botella la que tiene la propiedad de la capacidad, y la leche la del volumen.
O sea, que el recipiente contenedor se mide en litros y el material contenido en decímetros cúbicos.
Relación entre volumen y capacidad
A tenor de lo visto, tres afirmaciones resultan evidentes.
Una. Los cuerpos macizos, como el dado de parchís, sólo tienen volumen ya que únicamente ocupan espacio, pero son incapaces de contener dentro a otro cuerpo.
Dos. Por el contrario cuerpos como una caja, una botella, un vaso, no sólo tienen volumen, ocupan un espacio, sino que también tienen capacidad, ya que son capaces de albergar a otro cuerpo dentro.
Y tres. La capacidad de un cuerpo hueco coincide con el volumen del que cabe en su interior.
Otro buen ejemplo de cuerpos con capacidad lo tenemos en el material de vidrio de los laboratorios: probetas, vasos de precipitados, pipetas, matraces, buretas, etcétera, que manejábamos en el instituto.
En sus paredes se puede ver grabada la escala graduada de su capacidad. Y de este valor deducimos qué volumen de líquido hemos medido, ya que la equivalencia entre ambas magnitudes la conocemos.
Equivalencia entre volumen y capacidad
Proviene de la propia definición de un litro (1 L), recuerden: aquel valor de capacidad que coincide con un volumen de un decímetro cúbico (1dm3) de materia. De modo que
1 L equivale a 1 dm3
1000 mL equivalen a 1000 cm3
1 mL equivalen a 1 cm3
Y de esta estrecha relación entre ambas magnitudes es de donde nace el equívoco al hablar de ellas. Me explico.
Cuando necesitamos, por ejemplo, un volumen de 30 cm3 de agua lo que hacemos es verter dicho líquido en una probeta hasta que llega a la división 30 mL.
Y ya está. Es una forma correcta de hacerlo. Sin objeciones.
Pero si me preguntan que cuánta agua he medido y digo que 30 mL, porque ése es el valor que veo en el vidrio, entonces lo dicho ya no es tan correcto. Y hay una objeción que hacerle.
En realidad lo que yo tengo es un volumen de 30 cm3 de agua, y no 30 mL de agua. Los mL no son unidad del volumen de materia.
¿Ve la diferencia, verdad? Parecen igual, pero no son lo mismo.
Aunque es comprensible el atajo del humano lenguaje.
Si echo agua en la probeta y llega hasta la raya que pone 30 mL, lo más cómodo y rápido es decir que he medido 30 mL de agua. Normal.
Todo el mundo lo entiende. Pero, en puridad, es incorrecto.
¡Estas ciencias y su rigor!
Por: Carlos Roque Sánchez