KURIOSOS
"La ignorancia afirma o niega rotundamente; la Ciencia duda."

¿Qué son las algas?

Por: Ruth Lelyen
El mundo vivo, como sabemos, se divide en reinos cuya clasificación depende de propiedades que comparten sus miembros. Si vemos un árbol identificamos perfectamente que es una planta; un perro es un animal sin lugar a dudas. Sin embargo, las algas permanecen como enigmas para nuestras intenciones descriptivas. ¿Cómo clasificar a esos raros seres que a veces encontramos en playas y costas?
Para los biólogos, las algas son un grupo diverso de organismos simples que viven en el agua o en lugares muy húmedos y realizan fotosíntesis para obtener oxígeno. Van desde unicelulares hasta formas pluricelulares. Aunque el nombre es genérico, se conoce también por alga a las formas marinas más complejas de este orden.
Es importante aclarar que las algas pertenecen al reino vegetal, y por ende son plantas. Sin embargo, carecen de las estructuras características de sus parientes terrestres, como hojas, raíces, órganos reproductivos. Sin lugar a dudas, las plantas son un resultado evolutivo de las algas. Las primeras algas de agua dulce pudieron haber sido filamentosas y haber sufrido diversas alteraciones de forma hasta llegar a la actualidad.
Lo más significativo de las algas es su variedad morfológica. La mayoría de ellas son unicelulares, organismos flagelados o amebas; pero también podemos encontrar formas coloniales y pluricelulares que pueden ser reunidas en distintos grupos de acuerdo a su biotipo. Las más conocidas son las algas rojas, verdes y pardas, las que han alcanzado un nivel de complejidad mayor, con estructuras anatómicas muy intrincadas.
Algunas algas establecen relacione simbióticas con otras especies. Es el caso de los líquenes, asociaciones de algas y hongos, ubicados en sitios terrestres inhóspitos, como son las costas o cortezas de árboles. También se produce la simbiosis con animales acuáticos que portan algas unicelulares en los tejidos de sus superficies, como los corales, esponjas y distintos invertebrados marinos.
Sus usos son variados. De las algas rojas se extrae el agar, producto gelatinoso de alto valor comercial. Las algas son fuente natural de energía, a través de ellas puede producirse hidrógeno, combustible de etanol, biodiesel, grasas y aceites vegetales. Al parecer son una de las vías más eficaces para obtener combustible.
También se emplean en la agricultura como fertilizantes, para alimento del ganado, para clarificar afluentes. Como alimento constituyen una base importante de la dieta de pueblos asiáticos, pues son ricas en vitaminas y minerales. Además se les comercializa como suplementos nutricionales en muchos países del mundo.